Más allá de la tecnología: ¿Por qué la transformación digital es una cuestión cultural?

La transformación digital cobra cada vez más protagonismo a nivel global. Los concesionarios, como muchos otros actores de la industria automotriz, también están mirando con atención esta tendencia. Pero, ¿qué sucede cuando se confunde la transformación digital con la mera adquisición de software y tecnología? Bajo esta concepción, las organizaciones pueden caer en estrategias de negocio reduccionistas que, lejos de impulsarlas a crecer, atenten contra su propia rentabilidad.

La tecnología es un medio, claro, pero no el fin. De hecho, la consultora Mckinsey advierte que la inversión en tecnología sin un objetivo claro puede resultar altamente contraproducente. Uno de sus informes detalla que proyectos de inversión TI con presupuestos de más de US$15 millones generalmente terminaron costando un 45% más y generando un 56% menos del valor esperado. En el 17% de estos casos, se puso en jaque la supervivencia organizacional.

Evidentemente, la inversión en tecnología es una condición necesaria para generar el cambio, pero por sí sola no es suficiente. Las empresas que lograron la transformación digital lo hicieron porque la entendieron más como un cambio cultural que operativo, de sistemas o infraestructura. No hay dudas, las deficiencias en la cultura organizacional constituyen una de las barreras más importantes para lograr el éxito en la era digital. 

Aunque nos remita directamente a la tecnología y a la digitalización, este tipo de transformación depende de 2 aspectos más: procesos y personas. Estamos hablando de un cambio que trasciende la digitalización, un cambio en el mindset de la cultura

“La transformación digital se trata de un cambio estructural que exige un plan que vaya más allá de la asimilación de nuevas tecnologías y logre que cada colaborador cambie de chip”

Carlos Rojas Reyes, Cloud Solution Architect & Digital Transformation Advisor en Microsoft

Retailers, transformación digital y cultura

A nivel mundial, el comercio minorista se está focalizando fuertemente en adaptar la experiencia del cliente a los nuevos nativos digitales. Sin embargo, la transformación digital también tiene que calar la cultura al interior de las organizaciones. Algo tan básico como proporcionar a los equipos de trabajo datos en línea en tiempo real respalda su autoridad de decisión y les brinda autonomía, lo que puede resultar en mayor confianza y, en última instancia, en la construcción de un sentido de pertenencia que es clave para las culturas fuertes. 

Según datos del último informe de tendencias de cultura global realizado por O.C. Tanner, cuando la transformación digital contempla una profunda integración tecnología-cultura, es posible conectar a los equipos con la organización, con el propósito e incluso entre ellos. Así, las probabilidades de abandono de la organización se reducen un 47%, el agotamiento de los equipos disminuye un 35% y se hace 5 veces más probable que las personas aumenten el compromiso con su trabajo.

La industria automotriz y el desafío de impulsar una transformación digital más humana

El 72% de los colaboradores de la industria automotriz encuestados para el informe de O.C. Tanner siente que la transformación digital mejorará su experiencia laboral. Sin embargo, es frecuente que las empresas implementen cambios sin considerar a sus equipos de trabajo. Un 90% de los líderes de la industria afirma que su organización tiene en cuenta las necesidades de sus empleados al considerar nuevas tecnologías (según datos de PwC), pero solo el 56% de los colaboradores entrevistados por O.C. Tanner está de acuerdo.

En materia de transformación digital, el impacto en los equipos de trabajo debe ser unarioridad. Cuando las organizaciones de la industria automotriz consideran a las personas y la cultura al tomar decisiones de transformación digital pueden encontrar mayores probabilidades de compromiso, éxito y nuevas oportunidades. 

Reconstruir la cultura en los concesionarios

Un artículo de Automotive Mastermind remarca la importancia de asumir riesgos y empoderar a los equipos de trabajo de primera línea en los concesionarios. En este sentido, abandonar los estilos de liderazgo marcados por la microgestión -en los que los líderes observan y controlan excesivamente el trabajo de sus colaboradores- es clave.

Pero además, es vital asegurar a los equipos de trabajo la capacitación y las herramientas para que desarrollen autoridad y autonomía. Delegar solo tendrá éxito si las personas cuentan con las habilidades, la mentalidad y el acceso a la información para hacerlo. Dotar a los equipos de primera línea con datos en tiempo real les aporta la confianza suficiente para tomar decisiones y resolver de manera autónoma los problemas diarios. Además, permite conectar las áreas operativas comerciales con la visión estratégica de la gerencia. 

Asofix es el software de gestión comercial que aporta las herramientas necesarias para impulsar la transformación y comenzar a construir una cultura digital en los concesionarios. Una clave para que los gerentes comerciales optimicen las operaciones y tomen decisiones inteligentes basadas en datos. Pero, sobre todo, un elemento fundamental para que los equipos comerciales comiencen a potenciar su autonomía y eficiencia, mejorando su experiencia de trabajo diaria y potenciando su confianza.

Notas relacionadas:

Suscribite a nuestro Newsletter

Mantenete al día con las últimas novedades

Contactanos

¡Conocé más de Asofix!